Páginas vistas en total

jueves, 8 de septiembre de 2016

Nueva rutina semanal

Ahora que estamos más o menos instaladas,podemos empezar a disfrutar de nuestra nueva rutina en nuestra nueva ciudad.
Creo que las cosas están yendo bien, aunque aun nos falten cosas por descubrir y contactos importantes por hacer.
De momento tenemos la guarderia que a mi pequeña le encanta. Las primeras semanas fueron durillas, los primeros días se iba feliz pero luego se dio cuenta que allá iba a pasar muchas horas del día y al entrar lloraba como una magdalena. Ahora se va corriendo a su clase, casi ni me saluda y ya no hay lagremas por el medio. La profesora me dijo que come muy bien y se echa siempre su siestita sin rechistar.
A las 5 y algo le recojo y nos vamos al parque, donde muchas veces se encuentra con otras amiguitas y eso de ir al mismo parque cada día a la misma hora hace con que tenga la oportunidad de estrechar relaciones también fuera de la guarde.
Luego nos vamos para la casita, al llegar a la casa saluda a todos sus peluches y empieza a contarles cosas y a jugar con ellos.
Mama prepara la comida y cenamos tranquilitas. La pequeña come rebien y le encanta la ensalada y en general todo lo que le propongo le gusta.
Luego viene la sesión sofá, abrazos y ternuras varias después de un día de correr por un lado y el otro, este momento todo para nosotras me encanta.
Luego lavarse, pijama, selección de la lectura antes de ir a dormir y así se acaba nuestro día.
¡Bendita rutina!

Otra entrada más merecen nuestros fines de semana de descubrimientos...

viernes, 26 de agosto de 2016

Y que buscas? A un papa?

Hoy fui al parque de nuestra nueva ciudad. Es un espacio muy hermoso, y nos permite cruzarnos con muchos niños y eso facilita mucho la integración de mi pequeña en nuestro nuevo destino.
Obviamente como siempre pasa a una familia monoparental por elección en un entorno donde al parecer debe ser algo raro, siempre debo responder a las mismas preguntas: y tu marido en que trabaja? Estas sola?....
Hoy me quedé un poquito mal porque me encontré con una conocida y de repente veo a nuestras hijas dibujando y escucho la mia diciendo: ahora dibujo mi familia, mi mama y yo.
Me encantó verle tan segura dibujando a nosotras y dije algo a la mama esa que tenia al lado y esa me dice: y su padre le conoció?pues me doy la vuelta y le dije: "pues no porque nunca hubo y si hubiera no le escondería por supuesto a su padre. Y además, busco que crezca sin perjuicios explicandole que hay muchas familias de todo tipo.".
Y esa me responde: "y ahora qué buscas? A un padre?". Me quedé helada y sentí que la frase estaba totalmente fuera de lugar y no me dieron las ganas de explicarle que primero lo que cuenta es ser familia que se quiere e unida, independientemente de que haya padre o no. Y segundo las mujeres podemos tener también otras aspiraciones, y mi sueño realizado es la familia que tengo.
Me entró un mal sabor y me pregunto si seguiré teniendo que dar miles de explicaciones a desconocidos o si algun día encontraré personas que sepan aceptar las diferencias sin intrometerse en la esfera privada ajena.
En fin...yo seguiré explicando cada vez la diversidad de las familias a mi hija y espero que en su momento tenga siempre una respuesta y no se sienta resentida y juzgada como me sentí yo hoy frente a la impresentable esa.

lunes, 25 de julio de 2016

Las vacaciones se acaban....bueno la mias hace tiempo


Este año las vacaciones de mi pequeña han sido muy diferentes, pues las pasó en casa de los abuelos, rodeada del resto de la familia, sin su mama.

La mama no es que se fue a la isla a tomar sol y dedicarse al bronceado, simplemente el caso es que no pude tener muchas vacaciones y preferí llevar la pequeña en casa de la familia, mientras mama se aburría y aprovechaba para ponerse pila con el trabajo.

Los primeros días han sido durillos, para ambas creo, cabe destacar que es la primera vez que nos separamos por semanas y semanas, y estamos siempre las dos juntitas desde cuando nació…vivimos por trabajo en una ciudad donde la familia no la tenemos.

Yo al dejarle y venirme a la ciudaddeltrabajo, pues el primer día casi me entra un ataque al corazón, pues si sentía hasta dolor ahí donde  tenemos puesto nuestro corazon, y  pensar que me imaginaba disfrutando de la soledad, tomando copas, etc pero estaba los primeros días con una angustia que ni te cuento.

La pequeña empezaba a buscar mama para dormir, cabe destacar que hacemos colecho desde cuando nació, de improviso se encontró en una camita toda para ella, sin mama y con su rutina para dormir echa pedazos.

Pero bueno en unos varios días, al parecer las cosas fueron mejorando y las cosas van la mar de bien.

Me encantan nuestras conversaciones por teléfono, recibir cada día fotos de ella pasándoselo la mar de bien,  y poderle dejar en casa de mi familia numerosa, ha sido todo un lujo. Ella esta enamorada de todos, especialmente de sus primos y seguro debe haber aprendido un montón de palabras y cosas nuevas.


Eso si ….las vacaciones se van acabando y pronto nuestra vida “normal” volverá a empezar.

Let’s see …



domingo, 17 de julio de 2016

Canguro: SI o NO?



Hace poquito cambié de trabajo y de ciudad, con lo cual estoy tomando varias decisiones sobre nuestra nueva vida.

En la ciudad donde vivíamos mi pequeña tenia su escuela por las mañanas y por las tardes la cuidaba una canguro, excelente entre otras cosas, que pronto se transformó en un componente fundamental en nuestras vidas. Ahí podía mas o menos permitirme las dos cosas, pero si hemos llegado muchas veces muy cortas de dinero a final del mes, con lo cual estoy pensando seriamente de cambiar estrategia.

Ahora estoy viendo un pocos los costes de las guarderías aquí, así como de las canguros, y sinceramente aunque quisieras las dos opciones no me las podría permitir. Estoy lejos de mi familia, con lo cual tampoco puedo acceder a ninguna ayuda de mi familia, es decir nada nuevo en este sentido, ya que siempre estuve viviendo lejos.

Con lo cual la única opción factible es encontrar una guarde a tiempo completo y parece que pude encontrar una donde mi pequeña podría quedarse hasta las 17 y yo le recogería después del trabajo personalmente.

Como familia mono-parental, sin ningún apoyo de abuelos y familia por aquí, me pregunto si eso va a ser posible, es decir:
-       qué haré cuando se enferma?
-       Si me ponen una reunión mas tarde de la hora de fin de mi trabajo?
-       Si la adaptación a la nueva escuela dura mas de lo esperado?

Con estas preguntas, pude contactar con algunas colegas que también tienen hijos pequeños, y lo que vi que las familias tradicionales son muy catastróficas cuando le hablas de tu situación y te lo pone todo demasiado complicado. Y visto lo visto, prefiero hablar con personas en mi situación o parecida.

Algún consejo de madres solteras por elección que viven lejos de su familia?

Ya me contarais…..

jueves, 16 de junio de 2016

Rabietas


Cuando en la escuela me explicó la profesora el tema de las rabietas y me indicó que pues era un proceso normal, pensaba “que me esta diciendo que mi hija no tiene ninguna rabieta”. Me decía de no dejarme llevar por sus gestos, lloros y demás, y dejar que se desahogara, para que entendiese los limites y no hiciera de las rabietas sus medios para alcanzar las cosas que ella quiere y para que un NO se transforme en si.

Pues pensaba que si lo habría puesto en practica pero claro a no darse la situación nunca la verdad me paré mucho a pensar en esto. Ahora a sus 3 años y piquitos, nos está pasando desde hace unos días, que cuando le digo no por algo se pone histérica.

Si le digo que por ejemplo es hora de comer y que los dibujos animados que a ella le encantan los verá después, empieza a llorar como nunca, lanzarse en el suelo, decir que le duele algo…hoy hasta fingía de tener vomito…grita y pensé que dejarle llorar era bueno para que se desahogara, pero no para y me vuelve loca con la cabeza como un bombo. Cuando estoy con paciencia y llevo el cansancio de un día estresante de trabajo de la mejor manera, consigo llegar al dialogo y que se calme, pero esta noche no podía mas y le grité, pues si le grité que parara de hacer escenas, y otras cosas un poco fuertes, pero es que realmente me estaba explotando la cabeza y era la tercera vez que tenia su rabieta por un NO a algo que ella exigía hacer. Luego le dije que mama estaba súper enfadada y muy cansada de este comportamiento.

Le puse sus dibujos animados, se comió toda la comida que un minuto antes había rechazado diciendo que le daba asco, y se le pasa así en un plis plas toda su rabieta, sus lagrimas. Como si nada hubiese pasado, como si no hubiese tenido sollozos, lagrimas y mocos sin interrupción y demás.

Me pregunta cuando ve que yo sigo con cara enfadada, si estoy feliz y me explica que no me preocupe que eso pasa rápido y que a poco a poco me sentiré nuevamente feliz….en su lógica eso debe ser así y me encanta sea así, pero en la mía acabo sin fuerzas y reventada.

Me encanta su sabiduría y su querer siempre saber cuando volveré a ser feliz, pero luego a los dos minutos para otra tontería, vuelve su rabieta, aunque se controla mas porque me ve cansada, reventada y seria.

Busco no ir nunca a la cama enfadada con ella, nos pedimos perdón, siempre tenemos nuestra rutina de besos y abrazos, y eso busco pase siempre a pesar de sentirme realmente después de tres o mas rabietas seguidas, reventada, agotada y sin ganas de nada.

No estoy para nada acostumbrada a eso porque nunca había pasado antes y busqué verificar que pudo haber pasado.

Pues últimamente muchas cosas pasaron en nuestra vida, algunas buenas y otras menos. Estamos en una etapa de muchos cambios (de casa y de ciudad) y creo que aunque todo pueda parecer para ella una aventura, en el fundo se trate de su manera para dejar sueltas las muchas emociones que seguramente estará viviendo y muchas de las cuales no consigue externar de otra manera. Estamos  en pleno proceso de transición, con la casa a patas arribas, con sus cosas que en parte se vendrán con nosotras y en parte se quedaran.

Debe ser eso….

martes, 31 de mayo de 2016

Aquellas pequeñas cosas que nos hacen muy felices



  • Ver mi hija aparecer desde su cuarto por la mañana con cara dormida y su sonrisa que lo llena todo:
  • Abrazarle por la mañana y sentir aquel calor que me invade todita;
  • Volver a la casa después de largas horas de trabajo y encontrar aquella sonrisa esperándome;
  • Escucharle hablar con por teléfono con su amiga invisible
  • Verle puestas mis cosas y preguntarme como ha podido ponerse mis pantalones y camisa tan rápido
  • Verle jugar con sus amiguitos
  • Cuando hace de doctora y revisa a todos sus peluches
  • Cuando inventa nuevas palabras
  • Cuando pide mucha comida
  • Cuando le veo comer lechuga como si fuera de lo más bueno que nunca haya probado

........            ...........            ...........

miércoles, 13 de abril de 2016

Conciliar vida familiar y trabajo


Me encantó una campaña que pude ver hace poquito tiempo donde se visibilizaba la enorme dificultad que tenemos los padres y las madres a conciliar el trabajo con la vida profesional. Se trata del siguiente video de la campaña #YOCONCILIO #YONORENUNCIO

 

En mi caso me resulta a veces tan duro salir de la oficina a las 18 de la tarde, volver a la casa a las 18.30 y tener tan poco tiempo para disfrutar de mi hija. De hecho cuando llego casi es noche y ni tenemos el tiempo la mayoría de las veces ni de dar un paseo. Y no es solo volver tarde, sino es que a veces una llega tan cansada e/o estresada que ni siquiera está con el ánimo de disfrutar de la compañía de la familia, sino que lo único que le gustaría es meterse a la cama y olvidarse de todo.

 

Creo que ese sistema es deshumano, creo que no es justo pasar tantas horas en el trabajo, y eso independientemente del hecho que nos guste o menos. Creo que padres/madres deberían de plantearse si eso es normal y poner nuestro granito de arena para cambiar ese sistema laboral que nos está matando a poco a poco. Que hace con que pasemos horas de reunión en reunión, frente a computadoras, viendo el mundo desde la ventana de nuestra oficina.

 

Propongo que se plantee un sistema laboral de otro tipo, donde tengamos espacio también para disfrutar de nuestra familia, hacer deporte, dedicarnos a salir con amigos, leer libros, cuidar de nosotros mismos, etc

 

No creo que la eficiencia laboral y los resultados dependan de las horas que pasamos encerrados en una oficina, todo lo contrario. Muchas horas desgastan y matan la productividad y la eficiencia.

 

En fin…..que mundo tan deshumanizante!!!!

 

 

Haré todo lo que está en mis manos para buscar conciliar porque YO NO RENUNCIO A VER CRECER MI HIJA y tampoco quiero que el sistema me obligue por eso a renunciar a la profesión.