Páginas vistas en total

jueves, 15 de agosto de 2013

Mujeres sin tiempo: pequeñas reflexiones


A veces tengo la sensación de no tener tiempo para nada y ando estresada, pero luego me paro un momentin y me animo pensando que en realidad tengo mucho tiempo para mi pequeñita y eso es lo importante. Lo de ser MSPE y de estar muy lejos de la familia es TODO UN RETO, a veces ando muy cansada y pienso que si estuviese cerca de mi familia podría pedir a mi mami por ejemplo que cuide de mi pequeñita un ratito, sobre todo en el caso me encuentre mal. Pero eso no es asi, porque salgo por la mañana prontito cuando viene la niñera y cuando vuelvo yo se va ella. A veces mi pequeñita es mas inquieta así que ni comer consigo y en seguida nos vamos a pasear. Las noches son larguitas, pues se despierta cada hora, dos horas, le doy el pecho y se vuelve a dormir a veces rápidamente otras menos. Asi que estas noches a veces se hacen pesadas sobre todo cuando son muy repetidas las en que me despierto más y debo decir que ando cansada.

Pero todo se me olvida y vuelvo a sentirme cargada de energía cuando:
-           me despierto con la sonrisa al lado de mi pequeñita, pues si no sé como lo hace pero a pesar que duerma tan poquito tiempo se despierta, por la mañana me regala unas sonrisas tan lindas, que se me olvida por completo la noche revueltita;
-          Le veo comer con ganas todo lo que le ofrezca: verduritas, pollito, frutita….y me encanta cuando de repente se bloquea mientras come, se da la vuelta me mira a través del espejo y me hace una gran sonrisa llena de complicidad;
-          Cuando le doy pecho y me mira, se quita el pezón de la boca, sigue mirándome, me sonríe, y vuelve a succionar su lechita;
-          Cuando vuelvo a la casa después del curro y ahí abre toda la boca en una sonrisa larguísima;
-          Cuando me sonríe, sonríe a la gente, sonríe al espejo, sonríe, sonríe y sonríe.

Últimamente a sus 6 meses y medio de vez en cuando le cogen alguna y otra rabieta, cuando por ejemplo le quito algo de la boca porque es peligroso, cuando le pongo la ropita o cuando tiene mucho sueño y no sabe como decirme, pues ya basta de jugar y hablarme que yo quiero dormir.

En todo mi proceso de mama primeriza  por fin encontré  un libro que me está ayudando muchísimo a entenderme mejor, se trata de La Revolución de las Madres de Laura Gutman, pues desde el principio nos dice que las equivocadas no somos nosotras que nos sentimos solas y sin acceso muchas veces a muchos entornos ahora que somos madres, sino la SOCIEDAD, porque mientras se valora muchísimo la persona en el espacio publico (en su trabajo, etc) el rol de la maternidad es super desvalorizado, así que de repente nos sentimos solas, imperfectas y a veces relegadas a pocos espacios donde podemos estar con nuestr@s peques.

A mi me pasa de vez en cuando eso, porque los amigos solteros (los poquísimos que tengo por aquí) siguen con sus planes nocturnos o lo que sea, y no buscan ajustarlos para nada a mi nueva condición de madre, no puedo ir al cine, no puedo hacer deporte porque no hay clases con niños a las cuales pueda asistir, no sé de repente la maternidad te abre mogollón de puertas (sobre todo las de las emociones y del encuentro contigo misma) pero también es como si de repente se encerraran  otras, y como no sé valoriza para nada la maternidad tampoco la sociedad crea o permite participar de muchos espacios con nuestros bebes.

Lo que más me gustaría en este momento es poder compartir la felicidad de ser madre y de tener a una hijita preciosa con mi gente, me encantaría estar rodeada de familias, amigos, …que le sonrían, que le hagan jugar, que le cojan en sus brazos….pues si la lejania de mi gente a veces es lo que más me pone triste.

Pero soy mamá y las mamas tenemos mogollón de recursos para superar de la mejor manera cualquier situación, porque no hay espacio para estar tristes, cuando tenemos seres de luz tan cerca de nosotras, que merecen tranquilidad, sentirse seguros, y sobre todo que lo captan todo, pues cuando mi hijita me mira con sus ojos tan preciosos, tengo la impresión, la fuerte impresión, de ser un libro abierto para ella, que me vea por dentro, y que nada, digo nada, le escape.

Te quiero pequeñita.

5 comentarios:

  1. Me encanta la reflexión que has hecho en esta entrada porque es una gran realidad, la sociedad no nos valora por nuestro rol de madre, se entiende que todo lo que hacemos es nuestro deber y cuando uno tiene hijos se da cuenta de que le van cerrando muchas puertas.
    Yo soy la única de mi grupo de amigas con hijos, bueno y ninguno de nuestros amigos comunes tiene ni desea tenerlos, asique con el tiempo nos hemos ido descolgando un poco porque las cosas que nos apetece hacer ya no tienen que ver con salir de fiesta o largas cenas.
    La maternidad tiene cosas maravillosas ganas y pierdes como todo en la vida. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Estoy súper de acuerdo con que la maternidad está muy desvalorizada. ¡Demencial! ¿Qué haríamos sin las madres?

    ResponderEliminar
  3. y ni les cuento si en el avion te veen con ninos la cara que ponen las personas "ahii que me van a fastidiar el viaje" ese es el pensamiento comun :-)

    ResponderEliminar
  4. Que cierto es todo lo que dices Luz, !! Sabes yo hice amigos en un parque y hemos creado una pandilla de familias con las que quedamos a hacer actividades con los peques o simplemente a ir a jugar al parque. A mi me pasaba lo mismo q a ti porque tampoco esta mi familia cerca pero este grupo nos ha venido genial ! Un besazo fuerte

    ResponderEliminar
  5. No debe ser nada sencillo ser MSPE con la familia lejos, eso demuestra que eres muy valiente. Bssss

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.