Páginas vistas en total

viernes, 22 de febrero de 2013

Mi pequenita....

 Me acabo de dar cuenta que las ultimas entradas han sido todas para contar como me siento en esta nueva etapa de mi vida....pero aun no he hablado de la personita mas preciosa que acaba de entrar en mi vida, mi pequeñita.

Como había escrito mi pequeñita nació justo al cumplirse las 40 semanas de embarazo, el día mismo en que tuve que ir al hospital porque había roto el saco, había pedido a mi hija que saliera porque durante el fin de semana hubiéramos podido contar con apoyo de hermanas y abuela, caso contrario durante la semana como todo el mundo tiene sus cosas, nos habríamos arriesgado de encontrarnos solitas. Y asi que fue que  a las 3 de la mañana me levanté de la cama porque sentí una contracción muy fuerte, fui al baño y noté que estaba por completo mojada....asi que despertamos la abuela que en dos minutos estaba lista y nos fuimos para el hospital. Después de la visita con el medico me pusieron monitores para ver contracciones  y casi que no tenia, hasta que justo cuando me pusieron en la cama y eran las 7 de la mañana, empecé a tener contracciones seguidas y dolorosas. Y asi fue que empezó  mi trabajo de parto...hasta las 18 horas que fue cuando me llevaron para hacer cesárea...

Mi hija salio’ gritando y moviéndose muchísimo, vamos que nunca en estos mas de 20 dias que estamos juntas la he vista llorar en aquella manera y moverse tanto. Empecé a llorar muchisimo en verle asi de lejos por la emoción de este encuentro tan especial y por darme cuenta que estaba sanota...y bueno de tumbada solo le veia llorar, con las parteras que le cogian y solo como ya conté me la acercaron un segundito, ahi ella ya no lloraba, nos miramos y le di un besito...cuando se fue empecé a llorar mucho....

De ahi solo le pude ver al dia siguiente, me la llevaron y a deciros la verdad no me acuerdo de lo que hicimos en estos nuestros primeros momentos juntitas...me acuerdo de lo complicado de la lactancia, de la nada de ayuda, del en seguida decirme hay que darle biberon porque todavía no tenia mucha leche al segundo dia (cosa normal con la cesárea, pero bueno...) y en fin empezó mi lucha con darle pecho, la preocupación que efectivamente no creciera, sacarme la leche, etc.....y vamos que empezó mi sensación que no habría conseguido darle pecho, fue tan fuerte que creo que mi pensamiento es lo que mas ha jugado para que eso de la lactancia no se cumpliera....

Hubo un día en casa que estaba desesperada, me sentía mal pero tan mal para no saberle dar pecho que creo que mi pequeñita sintió el dolor de su mama y fue el único dia en que se pego’ al pecho comió’ y de ahi empecé a dárselo cada dia, pero seguía pareciendo que no comiese lo suficiente (la pesaba antes y después y comía muy poco), la sensación que no estuviese creciendo la seguía teniendo muy fuerte....mientras tanto a la mama se le bloqueo’ por completo la columna y tuvo que tomar medicamentos y suspender con los tentativos de amamantar. Ahora sigo dandole pecho pero si tiene mucha hambre se pone nerviosa, me mira y exige su biberoncito, nada de pecho, pero si solo esta inquieta porque no consigue dormirse y no tiene mucha hambre, se queda un buen rato en el pecho...que creo utilice como chupete. Es una comilona eso si...no tiene horarios estrictos, a veces come después de 4 horas, otras después de 3 o 2, busco que coma bien y de satisfacer su demanda, como seria si le diera pecho, y cada día unos cuantos biberones son de mi leche que sigo sacándome.


Después de haber comido me doy cuenta en seguida si esta satisfecha o no por la carita que pone, si no esta satisfecha se queda inquieta chupando sus  manitas, si esta satisfecha se queda medio dormida por lo llenita que esta y hasta que no empiece la digestión se queda asi de medio dormida, para después despertarse y de ahi le encanta que le pasee por la casa, me la ponga en el pecho para dormirse, solo cuando ya esta’ dormidita se deja poner en su cuna....caso contrario muchas veces se pone nerviosa si la tumbo antes que se duerma, aunque busco que también se duerma solita y la tumbo y la paseo por la casa con su carrito, para que el dormir no dependa totalmente del abrazo de su mami o de los paseos...

Me encantan sus ojitos, son blu como todos los bebes, y ahora los abres por completo y te mira fijamente, me encanta su manera de mirar alrededor, a veces se fija en algun objeto cualquier y ahi se queda mirándolo por un buen ratico; tiene una bellísima melena de pelo muy negro, ajajjaja todo el mundo me ha dicho lo mismo “vaya preciosa melena tiene tu hija” en el hospital era quien mas pelo tenia...ahora pesa casi 4 kilitos, nació con 3 kilos y tal y con 49 cm de altura. Crece cada dia mas, eso lo noto por mis hermanas, vienen a verme una vez por semana y me dicen que ha crecido. Ha nacido con un color de piel muy bonito, es bastante morenita...con su melena de pelo negro...me encanta sus piececitos, y verle desnuda moviéndose....

Siempre hasta ahora solo le he duchado, pero este fin de semana haremos nuestro primer bañito....a ver si le gusta y a ver sobretodo como se desenvuelve su mami....cada cosa para mi es un reto, nada sale natural y todo voy aprendiéndolo sobre la marcha....

Tiene su ritual del despertarse, puede durar hasta una hora, empieza a mover los brazos hacia arriba, hacer caritas, estrechar los ojos, estirar las piernas, luego se duerme otros minutos, y vuelve a repetir todos los movimientos, hasta que abre los ojos y empieza a mirar todo lo que le rodea, a no ser que tenga mucha hambre y ahi lo primero que hace es ponerse a llorar...

Cada semana noto que esta mas despierta, de hecho por la noche se despierta del todo, vamos paseando por la casa, se pone nerviosa porque no consigue dormir, le doy comidita pero parece que nunca es suficiente, y asi podemos seguir  horas  y horas, hasta que sobre la 1 o a las 2 de la noche  consigo que se duerma en mi pecho y muchas de las veces dormimos asi, sé que no se hace, pero es ponerla en su sitio para dormir y despertarse y ponerse inquieta, asi que nada, me espero que se duerma profundamente y busco ponerla en su camita solo cuando noto que duerme profundamente....

De todos modos he leído que los primeros 40 días es super importante el contacto y cercanía de la madre, dicen que no hay que alejarse mucho de nuestros bebes, para que se sientan arropados de cariño, amor y crezcan mejor...en mi caso pasamos las 24 horas juntas asi que creo de cumplir muy bien con estas recomendaciones.

Es una niña, asi dice también la abuela y mis hermanas, super buena, tranquila y le encantan los mimos....vamos que no me puedo quejar porque solo por la noche se revuelve un poquitín, pero es de lo mas normal, primero porque por el dia duerme un mogollón y segundo porque también a veces puede que esté super estimulada, es todo nuevo para ella, y eso la ponga inquieta y sin poderse dormir. Durante el embarazo he ido a varias meditaciones grupales de horas y horas, creo que un poquito de la tranquilidad también puede que venga de ahi, de las horas de meditaciones que nos hicimos...ejej

Mi pequeñita tiene 22 días, estamos también en la mitad de la cuarentena (por cierto ahora me ha salido también una dermatitis en la mano) y ahi vamos caminando juntas y conociéndonos cada dia mas. Y cada dia le quiero mas y me encanta saber interpretar sus estados de animo y necesidades, aunque a veces por supuesto no siempre entienda que le esta pasando y tal vez no encuentre la mejor manera de responder a sus necesidades...pero ahi vamos...aprendiendo cada dia mas a ser mama.

Hoy en conseguido lavarme y quitarme el pijama y hasta escribir esta larga entradita....y mi pequeñita sigue durmiendo en su cunita.

El honor te honrará.

La gracia te dará gracia.

La conciencia te traerá respeto.

La inteligencia te traerá confianza.

Tu confianza te traerá satisfacción.

YOGUI BHAJAN

jueves, 21 de febrero de 2013

Si tuviese pareja....

 En estos últimos anitos nunca he pensado seriamente al tema pareja, he salido de historias “particulares” un poquito heridita digamos, he buscado recuperarme y reencontrarme y cuando el proceso de sanación había llegado a su termino, he empezado mi viaje en solitario hacia la maternidad, segura de lo que querría....He tenido un embarazo que me ha encantado y me he dedicado totalmente a cuidarme, aunque también haya tenido durante el embarazo una etapa laboral muy pesada y a la pareja tampoco he pensado durante mi embarazo.

Pero ahora me pregunto como seria si tuviera pareja, y eso es lo que veo:

  1. las responsabilidades se dividirían entre dos personas, si pasara algo podría compartir la preocupación y la ansiedad con otra persona, nos haríamos mas fuerza entre los dos, y enfrentaría toda situación contando con el apoyo de otra persona;
  2. por las noches nos dividiríamos las tareas, la lactancia con biberón tiene la ventaja que puede ser compartida con tu pareja, asi que podríamos dividirnos, y de vez en cuando el me ayudaria en preparar biberones a las tantas horas, en mimarla y pasearla para la casa cuando no consigue dormir o tiene cólicos, le daría los bibes de vez en cuando y la niña podría pasarse de los brazos de su mami a las de su pareja, eso le distraería mas y tal vez podría ayudarle a tranquilizarse cuando su mami no consigue ni con el mas grande abrazo y mimos del mundo;
  3. tendría tiempo para ducharme, ponerme pijama antes de ir a dormir, cambiarme de ropa y hasta dar un paseo de vez en cuando.

Ahora entiendo un poquito mejor las mujeres, sobretodo las madres, que me decían que para haber tomado la decisión de ser madre soltera era muy valiente, pues si no es nada facil llevarlo todo solita, por supuesto que no me arrepiento de nada y estoy encantada de haber conseguido ser madre y de tener mi pequeñita (que por cierto es preciosa....jeje orgullo de mama) pero tampoco puedo esconder que justo ahora me ha salido el pensamiento ese “y si tuviera pareja como serian las cosas?”

Mientras estaba embarazada tenia clarísimo que querría darle un/a hermanito/a a mi pequeñita, pero ahora me doy cuenta que sola es muy complicado ....muy muy complicado....pero bueno nunca se sabe...de momento lo único que importa es el presente y mi pequeñita.

domingo, 17 de febrero de 2013

"Sintomas" post parto

Considerado que durante mi embarazo de los síntomas típicos del embarazo yo he tenido solo los buenos (pelo suave, piel luminosa, hormonas de la felicidad a tope, etc) voy a escribir una entrada de los que han sido mis síntomas  después del parto....donde no puedo decir lo mismo del embarazo.


  1. Sensación de “madre mia ahora que hago”: todo parece difícil y complicado, no nos sentimos a la altura, no sabemos si lo estamos haciendo bien o no, nos parece que de repente un huracán haya pasado por nuestras vidas, nos sentimos vulnerables, con ganas de llorar a toda hora, todo parece difícil y complicado. Esta sensación me ha acompañado los primeros 15 días (llamado "baby blues");
  2. Ahora siento de no tener una vida mia, sino que todos mis horarios dependen de mi pequeñita, de cuando ella quiera dormir, estar despierta y pasearse por la casa, del cambio de panales, de las duchas (*todavía no he aprendido a hacerle el baño), duermo solo cuando ella duerme, a no ser que tenga que sacarme la leche, y no siempre consigo porque cuando ella duerme aprovecho para ducharme y comer. Esta sensación de no tener vida propia sigo sintiéndola y me parece de lo mas normal tener que ocuparme las 24 horas de la pequeñita...intentaré recortarme espacio a poco a poco...y buscaré encontrar tiempo para cuidarme un poquito, ya que a veces estoy con pijama un día entero o consigo desayunar solo a la hora del almuerzo;
  3. Necesidad de estar acompañada: cuando me encuentro en casa sola con la pequeñita a veces se me caen las paredes encima y necesito salir, ir a ver mi hermana, o si ella no esta espero que vuelva la abuela, en fin que madre soltera por elección si, pero encantada de estar en este primer periodo bien acompañada con mi familia que me cuida y me hace compañía, caso contrario creo que me sentiría muy muy sola y todo seria mucho mas complicado;
  4. Ciática: me vino en seguida después del parto, y sigo después de 17 días sin poder andar y caminar me cuesta mucho.....
  5. Dolor de la columna (la parte superior): esto me duró 15 días y casi ni podía coger a mi pequeñita, fue bastante duro porque vino acompañado de la ciática, asi que ni andar con mi pequeñita y ni cogerla en brazo podía, claro que lo hacia pero con las lagrimas por el dolor que sentía...ahora por suerte el dolor se fue;
  6. Gripe: durante la cuarentena parece que nos enfermamos mas, y me vino la gripe a los 3 días después del parto;
  7. Hemorroides: pues si y que dolor.....a los 15 días después del parto han aparecido.


En fin que a mi personalmente el parto me ha derrumbado ejjejej y todo lo que no he tenido durante mi maravilloso embarazo lo estoy teniendo ahora....


“El dolor y la calamidad son retos que te dan fuerza interior.
Cuando estás en dolor, tus oraciones se vuelven muy fuertes. "
Yogi Bhajan

martes, 12 de febrero de 2013

Las primeras semanas en casa con mi preciosa

 Durante las primeras semanas de vida de nuestros bebes, perdemos totalmente el contacto con nosotras mismas, nuestros días se organizan en función de las necesidades y horarios de nuestros bebes, y todos los dias se parecen iguales, se pierde el sentido del día y de la noche, si se encuentra el tiempo para una ducha....se hace muy raro tener estos minutos encerradas en el baño sin contacto con tu bebe, sin su cercanía...y lo que se echa mas de menos es tal vez el poder dormir una noche seguida.

Voy a intentar contar uno de mis dias y como son todos iguales, es como si los describiera todos:


  1. por la mañana cerca de su toma (*desafortunadamente de leche artificial porque resulta que la ciática empeoró tanto que tuve que tomar medicamentos muy fuertes que me están ayudando a aguantar un poquito mas el dolor y espero me hagan sentir mejor en breve que necesito de todas mis fuerzas) hago la duchita a mí pequeñita, cambio de panales, peinarle y vestirle;
  2. nos vamos para la cocina y ahí preparo su primera toma, suele ya estar un poquito llorando a esta altura, pero en cuanto empieza a sentir el sabor de la leche para en seguida y se concentra en la succión de su primer bibe;
  3. después de comer siempre nos pasamos juntas todo el tiempo que queda antes que se duerma, paseo con ella por toda la casa, le miro, nos miramos, le hablo, miramos por la ventana, ...
  4. mientras la pequeñita se duerme si la abuela esta en casa, aprovecho para que ella pueda vigilar la pequeñita y desayuno yo, me ducho, etc. Si la abuela no está muchas veces no consigo ni ducharme ni quitarme el pijama. Me ha pasado de conseguir desayunar a las 12 horas o de cambiarme de pijama y ducharme por la noche porque me he pasado todo el dia sola en casa;
  5. la mayor parte del tiempo lo paso al lado de mi hija que duerme, caminando por la casa (*por eso de la ciática no puedo pasarme muchas horas sentada) haciendo ejercicios físico muy suaves, y mirando fuera de la ventana...son los momentos en que me siento un poquito presa en mi casa. Sé que son los primeros tiempos, de hecho esta semana tengo la aventura de tener que salir para la primera visita con la pediatra, pero se me hace raro no salir nunca de la casa. Hace mucho frio por aqui, asi que aunque quisiera y estuviera mejor de salud, digamos que no son tiempos para meter mi pequeñita en la calle ahora que solo tiene 11 días;
  6. al cabo de 3 a veces 4 y raramente 5 horas (*eso pasa sobretodo cuando se queda muchas horas despierta después de comer..) empiezo a observar los movimientos de mi hija para evitar que llegue a llorar, considerado que teniendo que preparar el bibe necesito adelantarme un poquito;
  7. varias veces al día esterilizo todo (*vaya rollo eso de los biberones madre mia....estoy sacándome la leche para ver si consigo darle teta cuando acabe con los medicamentos...sé que va a ser muy complicado porque la pequeñita para todo este tiempo vio casi exclusivamente biberones..pero bueno seguiré sacándomelo y dándoselo si no chupa de la teta con biberones)
  8. una nota positiva es que ya no tiene cólicos, mi leche le provocaba unos dolores exagerados no solo por la noche sino que empezaban por la tarde también, ahora con LA este problema no se ha presentado, no tiene ni medio cólico asi que ya no necesito estar toda la noche masajeándole la barriguita, sino que solo le mimo hasta que se duerma y cuando se duerme ella, me saco la leche, y me tiro a la cama yo también.


Aquellas pequeñas cosas:
  1. me encantan las expresiones que hace mi hija antes de conseguir despertarse del todo y la cara que pone cuando acaba de hincharse de comida y se queda placida;
  2. ya se le ha caído el cordón del ombligo ... que raro fue encontrármelo en el medio del panal;
  3. he aprendido a vestirle mas rápidamente para que no se me enfade demasiado;
  4. dormimos juntas y por supuesto con todo el cuidado del mundo, ella tiene su mantita, su pequeña almohada, su espacio en mi cama que es muy grande;
  5. el momento comida sigue pareciéndome durillo porque creo que no consigo todavía aceptar eso de la LA  asi que se lo doy con todo el cariño y el amor, pero también pensando de lo especial que seria si ella se pegara directamente a mi pecho ..
  6. me siento mucho mejor, mi mejora a nivel interior dependió mucho también de una ligera mejora de mi estado de salud, la gripe se esta yendo, la ciática se hace mas soportable, y puedo caminar con mas facilidad y sujetar mi hija para mas tiempo (eso si todavia dependo mucho de medicamentos)
  7. lloro mucho menos, será que el babyblues se está acabando? Por fin.....


Y durmiendo en su cuna a mi lado esta la pequeñita mientras yo estoy escribiendo esta entrada, tan placida y tranquila ella, y su mami dándose cuenta a poco a poco que es MAMA  (pues si que les voy a contar yo todavía no me doy cuenta de nada) y que aquella preciosidad que tiene a su lado es su HIJA y que la relación que se ha empezado el día de la IAD, aquel mágico 9 de mayo, irá a perdurar TODA LA VIDA. Este precioso ser que depende totalmente de mí y que necesita de una mama fuerte, valiente, poderosa, que sepa protegerle, darle todo el cariño del mundo y que le permita crecer en armonía, paz, en la luz y en un ambiente de amor incondicional”

La frase de la semana;
Puedes atravesar montañas, océanos, tragedias, dificultades
con solo una cosa; confianza en ti mism@."

domingo, 10 de febrero de 2013

Madre "imperfecta" con baby blues

 No sé si conseguiré acabar de escribir esta entrada, no creo pero voy intentar poner en orden  algunos pensamientos que me rodean y las emociones de este primer periodo post parto, donde las hormonas entiendo estén a mil, las lagrimas están siempre presentes y sobretodo aquella sensación de ser madre imperfecta mixto a la culpabilidad de no estar haciendo tal vez todo lo posible.



Sobre el parto como les contaba ha sido algo maravilloso, con el adjetivo mágico y maravilloso me refería a un momento concreto, el momento mágico en que mí mirada se cruzó con  la mirada de mi hija, fue algo tan intenso, es como si sus ojos entrasen dentro de mí y en aquel momento nos reconociéramos, he llorado tanto que hasta ahora solo a pensarlo y mientras escribo estoy llorando.



Pero también ha habido algo, que ahora a posteriori después de haber conversado mucho con una doula, siento que ha creado un pequeño trauma dentro de mi, no sé explicarlo, pero es algo que vivo en este momento de baby-blues (sindrome post parto) muy mal y no sé porque... mi parto empezó de forma natural a las 40 semanas. Fue gracioso porque justo le había pedido a mi hija de salir aquel dia para que pudiésemos contar con el apoyo de mi familia a lo largo del fin de semana, y asi fue. Fui al hospital y tuve un trabajo de parto bastante largo, casi 12 horas, pero bueno al final mientras yo andaba perdida en un mundo que no se puede explicar escuchaba hablar parteras y medico, pues al final parece ser que hubo una sospecha de sufrimiento fetal durante las contracciones para el empuje y expulsión, hubo discusión entre parteras que insistía que siguiéramos con el parto natural y el ginecólogo que decía que había riesgo, en fin reasumiendo, al final tuve que hacer  cesárea. Es una pena que después de tantas horas de trabajo de parto, me acabaron operando, pero bueno.



La cesarea es muy dura, es una intervención quirúrgica en plena regla, el post operatorio es bastante complicado, pero bueno no sentí ningún dolor, fue bien y de repente escuché llorar con una fuerza impresionante.....me di la vuelta y vi a mi hija lejos de mi que se movía muchísimo y lloraba y ahi me puse a llorar tanto que me dio un bajón de tensión....solo me la enseñaron y ahi hubo aquel magico encuentro de miradas, y le di un beso y me la quitaron hasta el dia siguiente. Se la llevaron en seguida...De aqui va la sensación de separación tan fuerte que no consigo en este momento de baby blues vivir con serenidad...



Solo al dia siguiente y después que yo llamara me la llevaron y ahi me la pusieron al lado de mi cama en su cuna como si yo supiera hacerlo todo, sin decirme nada, sin aconsejarme nada....



Intenté a mi manera ponérmela al pecho pero fue tan complicado, estaba deshidratada y no salia casi nada, asi que la sensación era la de no estar alimentando a mi hija adecuadamente, aqui empezó la sensación de culpabilidad. Bueno resumiendo sin ayuda o muy poca no conseguí empezar la lactancia de una forma calma y con la tranquilidad que se necesita, hay que tener en cuenta que antes de traerme mi hija ya le habían dado un biberón de agua y azúcar.  En seguida me propusieron biberon para evitar que la pequeñita tuviese hipoglicemia y aqui empezó la historia del biberon. Lo que si hacia era sacarme mi leche siempre para intentar alimentarla con mi leche, pero fue todo muy complicado. Primera derrota, me sentía tan mal, y al volver en casa esta sensación de culpabilidad empeoro' mucho. 


Ahora mismo no he tenido la valentía de pegarle al pecho y darle solo pecho hasta que aprenda a auto-alimentarse, a chupar bien....doulas y parteras me dijeron que tenia que insistir que tenia que ser valiente y darle solo pecho que llorase, comiera o no, que solo asi mi hija hubiera podido empezar con la lactancia materna. Lo intenté un dia y luego no supe convivir con la sensación que no se estuviese alimentando, ella se duerme al rato de pegarle al pecho, no come nada, duerme y no hay como despertarle, utiliza el pecho como chupete.....la sensación de haber tomado una decisión que no es la adecuada es muy fuerte, pero no supe hacer otra cosa. La sensación de no saber proteger y cuidar bien de mi hija, un ser tan frágil, también es muy grande.



Cuando llegué en casa, estaba ya hace unos días con ciática, moviéndome con mucha dificultad, llorando del dolor y sintiéndome aun mas culpable para no poderle dar todo el cariño y los mimos, porque incapaz de olvidarme del dolor, los días pasaban y yo empeoraba, sujetándola sentía mucho dolor, dolor en toda la columna, y en la pierna, después de unos días casi no me movía. Tomé una decisión tomar medicamento e evitar de darle la leche de mi pecho por un periodo. Vinieron desde el hospital hasta mi casa, porque yo estaba incapaz de moverme, y me pusieron las inyecciones.  Otra derrota y otra sensación de culpabilidad con la cual aun ahora me cuesta convivir. Me estoy cuidando para poder disfrutar de mi hija, para poderle mimar, sujetar, duchar, ...sin que el dolor sea el protagonista sino nuestra conexión y relación, pero al mismo tiempo me siento mal.



Ahora esta tomando a la semana de nacer leche artificial, dicen que es lo peor que se le puede dar un recién nacido, que no permite que yo le pasé mis anticuerpos, que hace con que los recién nacidos engorden porque están hechos de pura gordura y duerman un mogollon trasformandoles en seres perezosos y gordos sin defensa inmunitarias adecuadas para su futuro, y que no le estoy haciendo bien a mi hija. Esto es lo que me ha dicho una partera que me estaba apoyando con el tema de la lactancia, aun no sabe la decisión que he tomado de interrumpir los tentativos de pegarle al pecho (me hace sentir mal, con esa sensación de no haberlo conseguido de derrota con la cual no consigo convivir y he preferido darle el biberón con mí leche que saco periódicamente que ver a mi hija, dormida en mi pecho sin ganas de chupar con vigor para alimentarse y yo con el dolor del cuerpo ademas que me impide moverme y poderle apoyar en este proceso como se debe).



Bueno espero que cuando me pase el dolor con la cura que estoy haciendo y consiga moverme con facilidad, a través un mayor contacto con mi hija, pudiendole mimar como se debe, consiga sobrellevar todas estas decisiones tan imperfectas y pocos acertadas que tal vez he tomado....y consiga superar esa sensacion de culpabilidad por no haber conseguido hacer lo mejor para mi hija.


 

martes, 5 de febrero de 2013

Mi viaje hacia la maternidad...llego a su destino

 Después de haber conversado con mí hija y preguntarle que saliera en un día concreto, así ha sido, y puntualita puntualita ha llegado a la LUZ el ser mas precioso que haya encontrado en mi vida, un ser que solo a verle me conmueve y me llena el corazón de ternura y amor incondicional: MI HIJA.



Mí viaje hacia la maternidad en solitario ha llegado a su destino unos días atrás y tal vez la razón de existir de este blog, ahora empieza la aventura de mama soltera con HIJA preciosa. Una etapa preciosa y con todo por descubrir.





El parto es algo que no se puede describir ni contar, es algo que se lleva por dentro y que se queda como aun secreto especial entre la mama y hija, no hay palabras, expresiones, descripciones que puedan transmitir lo que pasa en aquel momento, no solo físicamente.


El primer encuentro fue tan especial que no supe hacer otra cosa que ponerme a llorar, hasta ahora si lo pienso me entran ganas de llorar.





Estoy feliz, agradecida, bendecida y sintiendo una serie de emociones interiores difícil de describir.



Agradezco por todo lo que me ha pasado en mí vida y por ese SER tan especial que ha entrado oficialmente a ser parte, la mas importante, de mí vida: MI HIJA.