Páginas vistas en total

lunes, 20 de octubre de 2014

Parasitos: bienvenidos a nuestra vida.

Justo cuando estaba encantada de la vida disfrutando de tantos meses seguidos de salud en mi familia, planificando como iba a ocupar de la mejor manera el tiempo que tenía libre, pues llegaron ellos: los dichosos parásitos y  las dichosas bacterias.

Debo de decir que me hice una súper especialista en saber reconocer cuando mi hija tiene virus, bacterias o parásitos en las heces. Aquí voy a entrar en el detalle porque creo sea bastante util saberlo y a mi me permitió saber reconocer mucho antes de mi pediatra que a mi hija esta vez le habían tocado los parasitos. Cuando mi hija cogió virus intestinal, que creo le tocó como dos  o tres veces, las heces además de ser blandas, eran de un color horriblemente amarillento, y del olor ni les cuento. Esta vez empezó todo con una diarrea de color normal y en seguida pensé, esta vez no se trata de una virosis es algo diferente. La coprocoltura resultó negativa pero mi hija había perdido apetito, le dolia la pancita y seguia con diarrea. Repetimos la copro y ahí estaban ellos: los dichosos parásitos, a mi pobre pequeña le tocaron las amebas. Pasamos varias noches sin dormir, con lo feliz que estaba yo de dormir tantas horas seguidas. Pues por la noche cada hora se despertaba por los dolores de la barriguita y es una razón más que me hizo pensar que peque no tenia virosis, ni bacterias, sino parasitos, porque nunca estuvo sin dormir una noche enterita para temas de dolor abdominal.

Mi pediatra no me creía cuando le decia que para mí mi hija tenia  parásitos aunque las análisis dieron negativo, pero como yo le insistí me hizo repetir la copro que pue si confirmó mi diagnostico.


Y como por lo visto estaba demasiado feliz por la sanota que iba últimamente mi pequeña, al parecer también tiene una infección a las vías orinarías, que de momento estamos investigando, todo parece apuntar pero no está todavia seguro que sea algo que merezca la pena de curar con antibioticos.

Así que despues de varias noches sin dormir y de los muchos sobresaltos con tanto de ataques de panico incluido (*pues cuando se enferma mi pequeña yo siempre tengo muchisima ansiedad y miedo que le pase algo) creo que tendré que postergar mis http://maternidadensolitario.blogspot.com/2014/10/planes-nocturnos.html

3 comentarios:

  1. Hola. He llegado a tu blog por medio de otro. Esto de perseverar delante del médico no tiene precio, sobre todo para la salud de tu hija. Encantade de leerte.

    ResponderEliminar
  2. Ay pobre, espero que se recupere enseguida :(

    23+2

    ResponderEliminar
  3. Pobrecilla.. muchos ánimos y piensa que son rachas y que pronto ella estará mejor y tú podrás volver a dormir y a darte un lujito de vez en cuando.
    Besos a las dos

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.