Páginas vistas en total

martes, 10 de febrero de 2015

Vida social


Justo el otro día mientras estaba en mi sesión de reiki me preguntó la terapeuta como iba mi vida social.

 

Le dije que mi vida era el trabajo y después del trabajo me dedicaba a estar con mi hija y salíamos bastante por todos lados, pero ella insistió y me dijo: “yo me refería a tu vida social con amigos, ir a tomar algo, bailar lo que sea..”.

 

Pues ahí me di cuenta que este tipo de vida social, pues no tengo y desde hace bastante tiempo, pero también me di cuenta que no la echaba de menos para nada.

 

Me encantan las actividades que tenemos mi hija y yo, y me lo paso muy bien, sobretodo las donde estamos con otras familias, porque ahí aprovecho para conversar con las mamis de muchos temas, bueno la mayoría eso si relacionados con los hijos.

 

También me gusta cuando vamos a tomarnos algo con amigas y amigos, es rarito eso si, pero mi pequeña sabe estar muy bien en cafeterías, restaurantes etc y deja que su mami converse a gusto y se relaje un poquito.

 

Pero eso si son casi dos años que no voy al cine, creo que en estos dos años quedé para hacer algo sin mi pequeña como 3 o 4 veces, no hago ejercicio físico por mi cuenta porque no sabría a quien dejar mi pequeña. Pues ya tenemos muchos gastos por lo de la señora que le cuida y a breve la guarde, que no me puedo permitir de darle mogollón de horas extras a la sra que cuida peque, porque me saldría un pastón.

 

Pero debe ser que al momento disfruto mucho con lo que tengo, y de esas cosas que no puedo hacer, debo de admitir que me interesa poco o nada.

 

Así que nada de ese tipo de VIDA SOCIAL, pues no tengo, pero lo que si tengo es una compañía maravillosa a mi ladito con la que disfruto mogollón y que no me hace echar en falta nada de nada….

 

 

Y porque no decirlo, cada día se me cae la baba mas  y mas mirándole y escuchándole hablar sus cosas, me encanta verle dormir, comer, reírse, bailar, socializar, correr, saltar, gritar de la felicidad, mirarme con esos ojos que lo dicen todo y aprendí a llevar muchísimo mejor sus rabietas y sus berrinches que siguen siendo tan raritos. Eso si se me hace tan raro verle tan desesperada por cosas que a los ojos de una persona mayor como yo parecen tan tontas y que para ella son verdaderas tragedias...como por ejemplo no encontrar el jueguito justo en el sitio donde ella mismo le había dejado, o no dejarle que ella mismo se ponga la sal, y cosas así.

 

Confesiones de una madre sin vida social o así piensan los demás :-)

 

1 comentario:

  1. ¡Bien dicho! Hay gente muy pesada con que si no sales de noche, vas al cine, etc, estás desperdiciando la vida. Yo no salgo de noche jamás, hará dos años que no voy al cine... aunque seguro que cuando nazca mi hijo me dirán veinte veces que tengo que hacerlo porque sino desperdicio la juventud jajaja es hablar por no callar.

    Besos

    39+3

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.