Páginas vistas en total

domingo, 19 de abril de 2015

Angustia y culpabilidad

Últimamente me siento muy angustiada por una serie  de circunstancias y me da pena que a veces mi hija tenga que cargar con mis angustias, pero es una sensación tan rara que se apoderó de mi hace un tiempo y de la cual al momento no consigo salir.

Todo empezó cuando me di cuenta que aquel mes habíamos gastado todo y tuvimos que recurrir a unos amigos, nunca en mi vida tuve que pedir dinero sino más bien en muchas ocasiones fui yo a prestarlo a mis amigos.

Pero de repente sin darme cuenta entre pediatra, alquiler, empleada, las compras y unos extras estaba sin nada y todavía faltaban días para recibir el salario del mes. Creo que al no estar acostumbrada me quedé de piedra y ahora vivo con la angustia de no llegar al final del mes, cuando en realidad tengo hasta unos ahorrillos, pero ya siento que no estoy como antes y que si debo de preocuparme si salgo a comer por lo que me gasto, si quiero hacer un curso de algo, y para evitar que vuelva a pasarme algo parecido estoy prácticamente evitando de hacer muchisimas cosas.

Además tenía planeado volver a la ciudaddedondesoy en verano para estar en familia, pero si fuera así me doy cuenta que debería pedir prestado a mis padres el dinero para viajar porque me temo que para las dos yo personalmente no tendría.

Tengo algunos ahorros que tengo sin poder gastar y por mi seguridad y sobretodo la de mi hija prefiero no tocarlos y en caso hacerlo solo cuando haya mucha necesidad

Al lado de estos temas que si como escribí me  dejaron  un mal sabor en la boca, llevo un tiempo largo peleándome con mi madre, a veces ocurre que a la distancia me entran ganas de gritarle y lo hice en mas de una ocasión y de repente me pregunto "qué ejemplo estoy dando a mi hija?"

Mi hija tiene mas derechos de todos los demas niños de vivir en un ambiente armonioso, decidí de darle vida y me eligió como mamá para ser feliz, opté ser MSPE para asegurarle toda la vida un ambiente de paz, armonia y mucho amor y cariño.

De repente me doy cuenta a veces que no siempre es así, soy una madre imperfecta y eso lo tengo asumido, pero me sienta muy mal que mi hija me vea llorando, gritar, enojada y angustiada, me parece de defraudarla, me siento la mar de culpable y busco rápidamente salidas para volver de la oscuridad a la luz.

Una vez me dijeron que no debia de sentirme culpable mi hija seguramente entendería que su mamá es humana y que tambien puede tener malos momentos, pero yo en eso no soy muy buena y esa sensación de culpabilidad y angustia no me deja en paz.

En todo eso seguimos con virus, ahora de la piel y mas cosillas, llevamos tantos meses entre virus y bacterias etc etc que necesito que lo más pronto salgamos de este túnel también porque cada vez que a mi hija sale algo nuevo se me parte el corazon. Ahora está con manchas en la piel, sin fiebre y esta semana también tocará ir de la pediatra.


Afirmación del día
"La culpa no cambia el pasado.
Pienso y digo sólo lo que quiero que se convierta en realidad en mi vida. Y soy capaz de llevar a cabo cuanto me proponga. Somos uno con el poder que nos ha creado. Estamos seguras y a salvo y todo está bien en mi mundo"

3 comentarios:

  1. Mucho ánimo, es una epoca dura, pero ya verás como todo pasa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Luz son momentos difíciles pero no te sientas culpable y si para ir a ver s tus padres tienes que pedirles ayuda no te preocupes ellos querrán veros y disfrutaros. Bsssss

    ResponderEliminar
  3. Estou alegre por encontrar blogs como o seu, ao ler algumas coisas,reparei que tem aqui um bom blog, feito com carinho,
    Posso dizer que gostei do que li e desde já quero dar-lhe os parabéns,decerto que virei aqui mais vezes.
    Sou António Batalha.
    Muita paz.
    PS.Se desejar visite O Peregrino E Servo, e se o desejar siga, mas só se gostar, eu vou retribuir seguindo também o seu.
    http://peregrinoeservoantoniobatalha.blogspot.pt/

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.