Páginas vistas en total

jueves, 30 de abril de 2015

¡Qué bien que come mi niña!


A sus 27 meses mi hija sigue comiendo la mar de bien y ojala esto dure por mucho más tiempo.

 

Hace un tiempo fuimos a un cumple de una nena de 2 años y flipé viendo lo que habían puesto los padres como comida para los niños: chuchería de todo tipo, tarta de colores raros y rellena de chocolate, juguetes para los niños de plástico y con piezas que podían partirse…

 

En fin que creo que a los dos años no deberíamos de acostumbrar a nuestros peques a comer tantas porquerías y deberíamos esforzarnos a compartir con la gente y demás niños comida un poquito más sana. Pero bueno el caso es que a mi hija lo único que le llamó la atención fue la poca fruta que estaba de adorno a los caramelos y chuchería varia, y creo que solo comió una parte de la tarta y el caso es que estuvo mal de la barriga la pobre todo el día, pero por suerte al día siguiente se le había pasado todo. Yo intenté no prohibirle nada y dejar que ella comiera lo que se sentía, lo que hizo fue recoger todos los caramelos y juguetes que le regalaron, ponerlo en su mochila de la cual no se despegó ni un segundo, y al volver para la  casa, sacó todo y en un segundo ya se le habían roto todos los juguetes y los caramelos los había abiertos todos  y botados en el suelo.

 

Pues si a sus más de dos años todavía no le hacen ninguna gracia los caramelos y los utilizas como juguetes, los pega por todas partes, hasta que en la noche en plena obscuridad la mama hace con que desaparezcan muy rápidamente.

 

Lo que yo pondría a una fiesta de niños seria:

  1. Tarta hecha con panela orgánica, harina integral y chocolate orgánico;
  2. Quesitos, pancitos, y frutas varias;
  3. Yogurcitos
  4. Fruta seca
  5. Uva pasa
     

 

Pues eso es lo único que yo pondría y para tomar agua y ya está.

 

Me da la mar de satisfacción, mientras estoy preparando la cena, ver a mi niña con su pedacito de apio crudo en la mano comiéndoselo todo a gustito y la mar de contenta.

 

Ayer por ejemplo para cenar se tomó la mar de feliz: huevo cocido, brócoli, patatas y demás verdura hervida con aceite de oliva y para cerrar su tacita de fresas orgánicas y yogur hecho en casa.

 

De mi parte por supuesto que busco darle buenos ejemplos y en mi casa no entran o entran muy raramente caramelos, patatas fritas, dulces refinados, etc

 

Últimamente me estoy dando a los zumos détox  y hay uno la mar de bueno que es de remolacha, manzana, limón y jengibre, al principio la pequeña no querría ni verlo desde lejos y decía que no le gustaba, luego quiso probarlo, y ahora lo que me hago para mi tengo que compartirlo con ella también, porque le encanta.

 

 

Y seguiremos informando…porque a pesar de trabajar, dedicarme a mi hija y a las tareas domésticas, a estudiar etc etc sigo apreciando mucho este rinconcito donde me puedo apuntar muchas de las cosas de las cuales no quiero olvidarme.

2 comentarios:

  1. Hola. es una suerte que tu hija coma tan bien y ya conozca lo sano y saludable es la fruta. Tienes razón que hoy en día abusamos en los cumpleaños de la comida ''basura''... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que alguien piensa como yo... para beber agua o frutas pasadas por la licuadora sin azúcar (smothies se llaman ahora, creo). Parece que no puede haber nada sano en un cumple. Que un día es un día vale, pero hay niños que se ponen finos a bollos y porquerías y a mí me da dentera

    Lo positivo es que si se les educa en la alimentación sana, harán como tu princesa e irán a por lo bueno :)

    Besos

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.