Páginas vistas en total

viernes, 22 de mayo de 2015

El poder de las palabras

Después de escribir mí entrada del día de ayer, se me vacío el corazón de la angustia y dormí bien y me desperté sin ningún pensamiento raro y preocupación.

Escribir me sana, cada vez que me siento llena de pensamientos que no consigo parar y me siento angustiada, me pongo a escribir y me siento mucho mas aliviada. Cuando no tenia blog, tomaba papel y bolígrafo y me ponía a escribir. Me encantan los cuadernos, tengo muchos y desde siempre escribo. Creo que escribir lo que me pasa, lo que siento se remonta a la escuela primaria, aprender a escribir y tener guardadito mi diario secreto, creo que fue todo al mismo tiempo.

En la casa de mis padres tengo muchas de mis cosas guardadas en cajas de cartón, y en una de las cajas están bien guardaditos mis diarios, este invierno que pasé las navidades en casa me di cuenta que estando ahí cerrados se estaban arrugando, las hojas se estaban pegando y decidí sacarlos, limpiarlos todo y guardarlos en un cajón.

Aquí también tengo algunos, pero la mayoría anda por la casa medio empezado, y creo que con tanta tecnología y con tanto estar pegada a la computadora, de momento la etapa de escribir en mis diarios parece haber pasado, y cuando quiero escribir me vengo por aqui.

La costumbre de comprarme de vez en cuando cuadernos esa no la perdí y me parecen la mayoría preciosos, hay un montón de topo tipo y cada vez que me encuentros con tiendas o mercadillos que venden cuadernos me entran la baba a la boca.


Hoy en el medio de una conversación me dijeron algunas cosas que pusieron toda mi energía en circulo y sentí que la misma estaba saliéndose por todos lados, sentí lo mismo que había sentido cuando en el medio de una constelación familiar, la costeladora me preguntó por mi hija, y me dijo que mi áurea se había llenado de mucho amor, que el amor que sentía por mi hija salía de mi y era hasta perceptible. Mucho pero mucho amor. Hoy durante una conversación una amiga me dijo que estaba radiante, eso me pasaba mucho cuando estaba embarazada, no paraba la gente de decirme que estaba radiante. Y bueno hoy no sé porque pero la frase hizo con que me saliera energía, sensaciones, etc por todos lados.

Tal vez la persona no sé dio ni cuenta, pero aquella frase en aquel momento, me hizo sentir viva y tal vez era justo aquello que necesitaba escuchar en aquel momento.

El poder de las palabras......

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.