Páginas vistas en total

jueves, 21 de mayo de 2015

Padres

Dicen que para tener relaciones sanas con las personas que nos rodean, sobretodo con parejas y hij@s, sea sumamente importante sanar la relación con nuestros padres.

Personalmente me costó muchisimo aceptar a mi padre, siempre fue un hombre muy autoritario, griton, con mi madre a veces cuando yo era pequeña fue violento, era un mujeriego...hasta que hubo un momento que me di cuenta que debía dar el paso, aceptarle así como era, si querria vivir con plenitud mi vida. Sentí que era muy importante este paso sobretodo cuando estaba por nacer mi hija....y bueno con altos y bajos creo haber conseguido muchas mejoras en nuestra relación y fui yo que cuidé de mi padre cada día cuando en diciembre del año pasado estuvo casi a punto de perder la vida.

Ahora está mucho mejor aunque cada vez que hablo con el desde la distancia me parece que anda muy preocupado por la crisis, por su situación de salud, por el dinero...y a pesar que el hecho de estar vivo sea un milagro, parece que siempre encuentre razones para deprimirse.

Yo cada vez que hablo por el skype con el no escondo que me entra un bajon a mi también, me pongo nerviosa y transmito mi ansiedad a mi hija que en seguida pega unos gritones porque siente que algo no va bien

Con mi madre siempre tuve una relación bastante buena, hasta que justo cuando mi padre se enfermó por una serie de razones empecé a sentirle muy distante, no me gustó en algunas ocasiones su actitud y empezó a cuestionar mis elecciones en cuanto a donde querria vivir y a lo que había decidido por mi vida.

Cuándo mi padre se enfermó me di cuenta que lo que más querria era que mi hija pasara tiempo con ellos, buscar empleo cerca de mi casa, volver a mis raíces....estaba lista a dar el salto.

Mi madre en seguida me prohibió volver a la casa donde viven ellos, me dijo que tenia que pensar en mi futuro y en el futuro de mi hija, que ella estaba cansada y que ahí en el medio no me querria

Mi padre, sin embargo, insistió para que dejase el país donde vivo y fuera a vivir ahi y me buscara trabajo ahi cerca, así que me fui de vuelta a la ciudaddondetrabajo con la idea de volver pronto a mis raíces

Al cabo de pocos meses mi padre tambien me dijo que allá ya no habia sitio ni para mi ni para mi hija, que ellos estaban cansados y que necesitaban de tranquilidad....me repitió las mismas palabras de mi madre.

Me dijo que estaba arreglando el departamento cerca de la casa de ellos para que cuando volviera aunque fuera para vacaciones me quedara ahi con mi hija...el solo pondria cama y cocina y el resto obviamente debería ponerlo yo y me pasaba la propiedad del piso.

Yo si vuelvo a la ciudad de mis padres es para pasar tiempo con ellos y para que mi hija disfrute de su familia, no seria para meternos las dos en una departamento vacio, con todo por comprar....esa no es la idea que tengo yo de vacaciones. Dormir solas, eso ya lo hacemos casi 365 dias al año y si volvemos y nos ponemos de viaje, de largo muy largo viaje, es para estar con ellos, no nuevamente solas en un departamento vacio.

Me da mucha pena la situación, me siento herida, decepcionada y siento que debo buscar sanar esta relación por mi hija, por su bien, porque si que estoy convencida que solo cuando conseguiremos sanar la relación con los padres podremos tener una relación armoniosa con las personas que nos rodeas y sobretodo con nuestros seres mas queridos: los hijos. Caso contrario seguiremos repitiendo cíclicamente y sin darnos cuenta justo aquéllos comportamientos que mas nos hirieron.

La decisión está tomada ahora hay que buscar el mejor camino....






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.