Páginas vistas en total

domingo, 21 de junio de 2015

Ausencia


Cuando mi hija era mas pequeña y tenia que ir a trabajar fuera, me llevaba mí hija también y la señora que le  cuida. Mí hija por una serie de circunstancias, ya se puede definir una super viajera y desde pequeñísima pudo conocer bastante lugares, viajar en todo tipo de medio de transporte e ir descubriendo el mundo y a las personas de culturas diferentes.

Espero que estas experiencias a lo largo resulten para ella enriquecedoras y no agotadoras, como a veces tengo la impresión que sean para las dos.

Desde cuando cumplió los dos añitos me atreví ya dos veces a dejarle con la señora que le cuida y me fui de misión de trabajo y fue bastante raro encontrarme en un cuarto de un hotel sola en la cama, sin estar compartiendo el espacio con mi hija. La primera vez creo que casi ni dormí o dormí bien poquito, porque en cima tuve que dejar a mi hija medio enfermita, nada grave (una sencilla tos) pero me daba cosa dejarle asi.

Resulta que aquella noche mi hija durmió súper bien, nunca se despertó y hasta por la mañana estuvo durmiendo mas de lo que acostumbra.


La ultima vez pasó lo mismo, no hubo ningún sobresalto, mi hija nunca pregunta o
 muy poco por mi, la señora que le cuida le explica siempre que su mama está trabajando y ella ya aprendiò que el trabajo es parte de nuestras vidas o lo acepta por lo que es, una necesidad, o por lo menos esa es mi sensación. 

Cuando estoy fuera, mis amigas, sobre todo una, siempre pasan a verle y me mandan fotitos y me dicen que esta de maravilla.

Yo como cuando estoy de misión ando miles por horas,  estoy bastante tranquila a la distancia y el tiempo se me pasa super rápido.


Cuando vuelvo mi hija corre hacia mi, me abraza y me cuenta cosas.

Siempre me la encuentro la mar de feliz, hasta que de repente por una tontería se me pone a llorar como nunca hace, tan fuerte y con tantos sollozos que empiezo a dudar que sea por la tontería que ha pasado y le pregunto “extrañaste tu mama en estos días, verdad?”, ahí me mira,  se calma y me abraza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.