Páginas vistas en total

martes, 7 de julio de 2015

Julio

El calorcito se agradece mucho, salir sin tanto abrigo también y a ti, mi pequeña, te encanta porque podemos disfrutar entre otras cosas mucho mas del parque, y sobretodo no tienes que ponerte ninguna chaqueta. Lo primero que dices cuando estamos listas para salir es "chaqueta no".

Ya empezaste la escuelita y te encanta. me aconsejaron de dejarte solo unas horas al principio pero como te sientes muy a gusto te dejé en seguida el horario completo. El primer día te hicieron pintar con los pies y te encantó. Hiciste pizza con las plastilinas y jugaste mucho. Estoy muy feliz de tu nueva escuela, te acompaño por las mañanas y te recoge la señora que cuida de ti.

Por las tardes, a parte de dormir vas a dar vueltas con la señora que te cuida, ultimamente sales mucho con la hija de una amiga que tiene tu edad y su cuidadora. Te diviertes tanto que me encanta verte correr feliz, coger piedritas o ramitos, subirte en los columpios y sonreir mucho.

Sigues comiendo la mar de bien, de hecho lo primero que me dijeron las chicas de tu guarderia, fue "comió muy bien" y yo la verdad que no me sorprendí porque es tan lindo verte comer y me considero muy afortunada por lo sano que te gusta comer. Es muy raro verte comer patatas fritas, caramelos o chocolate. Ayuda tambien el hecho que yo también evito comerlos y que no suelo comprarlos.

Comes muchas legumbres, fruta de todo tipo, verdura cruda o cocinada, pollo hecho de cualquer manera, pescado, queso....sueles desayunar con vaso de leche o yogurt, jugo de naranja o otra fruta en pedazos, pan y mermelada o pan solo. A media mañana haces tu merienda (fruta o yogurt), almuerzas con un primer plato de arroz y legumbres, sopas y fideos y pollo, comes fruta luego del almuerzo, te echas tu siesta de una hora, haces otra merienda y tomas jugo de naranja o otra fruta, cenas pescado o carne o huevos cocidos, verdura fresca o cocida. Luego comemos fruta (te encanta la sandía) y generalmente matamos el antojo de querer seguir comiendo, sobretodo de tu mamá, con pasas o frutos secos o un dolcito.

De peso estás la mar de bien y a dos días de la guarde estabas con un dolor de garganta exagerado, sin poder dormir y con mocos y tos. Lo peor duró dos días no tuviste fiebre, al tercer ya estabas mejorcita  y pudiste dormir algo más. Pasamos dos noches sin dormir bien, una tarde del dolor a la garganta ni pudiste descansar y yo casi que me entran ganas de matarme. ya no estaba acostumbrada a no dormir y me sentía morir del cansancio y mareo. Te cuidé con medicamentos naturales, mucho thé de jenjibre y limón y por dos noches para descansar mejor tomaste paracetamolo. Fuiste toda una campeona y aguantaste la mar de bien, fuiste mejorándo cada día y no fue ni siquiera necesario ir a ver tu pediatra.

Tu mamá ultimamente anda nerviosilla, es que estoy cansada me encantaría tener vacaciones pero por varias circunstancias no iremos a tener...necesitaría volver hacer deporte y encontrar tiempo y ganas de cuidarme mas desde el punto de vista de la mente y el alma. Además ultimamente estoy gastando demasiado y todo me parece necesario y luego te sientes una imbecil por estar mal gastando dinero. A veces me entran ganas de gritar fuerte, creo que es una pena no tengamos espacios para gritos libres y tengamos que hacerlo a escondidas. Me viste dos veces ultimamente en plan de mamá loca gritando hacia una pared, y a pesar de haberte explicado que es normal que de vez en cuando los adultos tambien tengamos ganas de gritar, siempre te asustas y lloras mucho, con lo cual deberé buscar un lugar a escondidas para hacerlo...

Y con el solecito, las flores, el viento y el cielo tan azul, a tu mamá entraron muchas ganas de enamorarse, de pasión y demás, pero me encontré de repente con um obstáculo que no habia tenido en cuenta: mi cuerpo ya no es como antes, la cesárea hasta me cambió la forma de mi ombligo, me duele por todos lados y las varices empeoraron, tengo mas kilos, menos músculos y me siento y veo mucho más mayor.

Mi proxima entrada la dedicaré a esa sensación que de un día para el otro se apoderó de mi: la sensación de haber entrado de repente en la edad adulta y de haber dejado mi juventud a mis espaldas.

¡Bienvenida vejez!

3 comentarios:

  1. Mucho ánimo, creo que la mayoria de las veces no estaban tan mal como nosotras nos vemos o creemos, somos muy exigentes... Además creo que después de la maternidad siempre hay una fase que para mi en ningún caso ha sido en el postparto sino después, en que animicamente te encuentras mal, como si no encajaras en tu nuevo cuerpo...
    Me alegro de que le vaya también en el cole. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Luz las gorduras, cicatrices y arrugas que deja el embarazo, para mi son el mejor recuerdo de ese periodo tan feliz que fue y gracias al cual ahora tengo conmigo a mi pequeño A.
    El cuerpo hay que cuidarlo, porque como yo digo es lo que nos lleva y nos trae, pero lo imporante esta dentro de nosotros y no se ve y estoy segura que esa parte tuya es preciosa
    Un besote y buen veranito

    ResponderEliminar
  3. Hola. e s una etapa que ya verás como pasará y te encontrarás mejor en todos los aspectos de tu vida. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.