Páginas vistas en total

lunes, 17 de octubre de 2016

Rabietas y reflexiones de una madre MUY imperfecta


Y con la experiencia voy aprendiendo lo que no debo hacer frente de una rabieta e/o berrinche de mi pequeña.

 

Primero, hay que tener paciencia, para tener paciencia tengo que estar bien, muy bien conmigo mismo, cuidarme, encontrarme, y hacer las cosas que me hacen feliz. Y entre esas cosas por supuesto está el disfrutar de mi hija, pasar tiempo de calidad juntitas, verle crecer y poderle expresar siempre todo el amor que siento por ella….inundarle de amor cada vez que pueda.

 

Desafortunadamente cuando se dieron las rabietas y los berrinches, me encontré totalmente desaparada, sin saber bién que tenía que hacer y ahogandome en un vaso de agua. No le supe demostrar la paciencia y me puse a su altura, gritando y no haciendole sentir segura, todo lo contrario. Me encuentran tan desprevenida sus rabietas en plenas vias publicas que nunca reacciono como me gustaria hacerlo. Y cuando estamos en casa las cosas tampoco mejoran. No grito pero creo que las miradas y las actitudes a veces hacen ver claramente como nos sentimos,  y yo en aquellos momentos me siento perdida, nerviosa y no sé que hacer. Los nervios se apoderan totalmente de mi

 

Pero por lo menos ya sé lo que no voy a seguir haciendo a futuro:

1-      Darle siempre la contraria cuando solicites algo con berrinche incluido, porque pude ver muy bien después de analizar las situaciones que a veces tiene toda la razon y puedo decirle simplemente que si evitando que explote;

2-      Cuando explota ya no se contiene y nunca le vi así, grita y llora como si alguien le estuviese matando y la gente me mira como decir “pues haz algo”  y sin que yo le pida apoyo, empiezan a sacar dulces y chupetes, ahí donde estemos. Lo que no voy hacer y dejarle aceptar cosas por desconocidos, porque primero no estoy de acuerdo con solventar rabietas con dulces, y segundo no me parece para nada seguro se vaya acostumbrando que si puede aceptar cosas de desconocidos. Asi que se fastidien los demas, y le voy a dejar que grite y llore todo lo que les den las ganas, por supuesto siempre y cuando no sé lastime ella y no me pegue a mi (el otro día me mordío por primera vez mientras calmamente le decia que no que aquella cosa no la podia hacer, a pesar que ella gritara);

3-      Extresarme como si fuera lo peor que esté pasando en mi vida, nuestra familia esta pasando por eso, y no hay nada malo lo importante es saber entender de la mejor manera como evitar las rabietas, como llevarlas, como actuar y como no hacer….parece simple, pero estoy en plena fase de aprendizaje y sobre todo ACEPTARLAS;

4-      Dejar que mi hija me vea desesperada, enfandada y agotada cada vez que vienen las rabietas por mi incapacidad en saberme enfrentar correctamente a ellas, y hacer de las rabietas el centro de nuestras conversaciones, como si fueran algo del otro mundo, y dandole mas importancia de lo que en realidad tienen.

 

Deseo con todo mi corazon que en cada situacion mi pequeña sienta que su mama está ahí, que le quiere mucho, que está para apoyarle cualquier cosa nos pase, y no para huirse a las primeras dificultades. Su mama le adora con o sin rabietas, y está para calmarle, no para agotarle mas, para escucharle ahí donde estemos y con el tono que tenga para decir las cosas, para darle una espalda siempre donde llorar, para entenderle y para hacerle sentir segura, respetada y rodeada de mucho amor, cualquier cosa nos pase.

 

Siento que actué muy mal y quiero poner un punto y volver a empezar otro capitulo de nuestra historia como familia, y de mi historia como madre imperfecta que sabe reconocer por lo menos sus muchos errores, y quiere generar cambios y mejorarse.

 

Te quiero mucho pequeñita y te pido perdon

 

2 comentarios:

  1. Ohh, me ha encantado tu entrada, tiene que ser muy difícil el momento que estás pasando, pero vas a encontrar la solución pronto porque estás trabajando en ello :)

    ResponderEliminar
  2. No te sientas culpable de nada porque no nacemos sabiendo reaccionar a las rabietas de nuestros peques y lo importante es aprender de los "errores". Mi peque tiene pocas rabietas pero cuando las tiene como tu propones intento evitarlas si es posible porque sea razonable decirle que si dentro de unos limites, pero si no es el caso pues intento calmarle distrayendole con otra cosa, diciendole que entiendo que este enfadado por esto o aquello y bueno a veces resulta y a veces tarda su ratillo en pasarle la rabieta. Yo si estoy sola con el o rodeada de gente que no conozco no me agobio y me da igual lo que piensen los demas pero este verano tuvo alguna rabieta cuando estabamos con mis padres y ellos son los que no entienden como actuo ante sus rabietas y se quedan asustados de verle gritar o enfadarse y encima piensan que el esta sufriendo y yo no hago nada....En fin...paciencia. Yo creo que actuo correctamente y si no lo entienden no es mi problema. Esta noche se ha cogido una rabieta porque queria ver mas dibujitos cuando ya era la hora de dormir y habia visto ya unos 20 minutos de dibujos y he logrado calmarle con caricias y contandole unos cuantos cuentos. Mucho animo Luz que estamos haciendo "la carrera de mama" y hay "asignaturas" dificilillas, pero con amor seguro que vamos a sacar las mejores notas del mundo ;)

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.