Páginas vistas en total

martes, 4 de octubre de 2016

Trabajo

Llevo bastante añitos trabajando. Me gradué, saqué mi maestria y empecé mi carrera profesional.
Primero tuve posiciones de asistente, para luego pasar a gerente y hasta tuve una temporadilla con dos trabajos de mucha responsabilidad a la vez.
Siempre me gustó lo que hacía porque era justo para lo que yo había estudiado. Además, me daba la oportunidad de poner en practica lo aprendido, de profunfizarlo y de analizarlo.
La mayoría de las veces tuve muy buenos resultados y eso me permitió pasar de una posición a la otra, ganando de poquito a poquito más y más responsabilidades.
Antes de ser madre todo eso me parecía sumamente importante y ponía todas mis fuerzas para que las cosas salieran bién.
Luego decidí ser mama y durante el embarazo conseguí dedicarme a tope al trabajo también.
Luego seguí haciendolo de la mejor manera que podía, para demostrar al mundo que aunque fuera mama yo podía ser de igual forma una excelente profesional. De hecho los primeros años de vida de mi pequeña mantuve mi trabajo y creo que obtuve los resultados mejores de mi vida en cuanto a logros profesionales.
Ahora que decidí optar por la estabilidad y por tener menos responsabilidades, me doy cuenta de como estaba antes.
Y algo que pude valorar de forma diferente es el tiempo que puedo dedicar a mi pequeña. No me refiero a la cantidad, que para mi nunca fue un objetivo, porqué sé que no podría dedicarme solo al cuidado de mi hija y al trabajo domestico, me ahogaría y aunque pudiese economicamente permitirmelo, me dedicaría de igual forma a otras cosas. Me refiero mas bién a la calidad. Ahora siento que cuando estoy con mi hija estoy con ella al 100%, no me llevo todas las responsabilidades del trabajo para la casa, porqué tengo muy poquitas ahora. Consigo verle y sentirle con mucha más claridad y disfruto de nuestra familia con menos pensamientos rondandome por la cabeza. Estoy mucho más presente con el cuerpo, el alma y la mente.
La estabilidad laboral y las menores responsabilidades de mi cargo....dieron paso a otra dimensión de nuestra familia, a otra hermosa etapa de nuestro camino juntas.

1 comentario:

  1. No sabes como te entiendo porque esta semana he pensado lo mismo y he decidido pedir una reducción de jornada en mi trabajo para poder como tu dices poder dedicar tiempo de calidad a mi pequeño y estoy segura que va a ser un gran cambio muy favorable para los dos. Un besote y a seguir disfrutando de tu peque

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.