Páginas vistas en total

lunes, 10 de octubre de 2016

Virus

Con el frio los virus nos vinieron a visitar. Resulta que en menos de dos semanas, hemos pasado de las mangas cortas a los abrigos, gorros, medias y demás.
Lo que más me está costando es explicarle a la pequeña que pues con el frio hay que ponerse muchas cosas, así que para evitar rabietas y peleas por la mañana, desde hace un tiempito la ropa la preparamos la noche anterior.
Pero vamos aun así cuesta y mucho explicarle que hay que abrigarse y mucho.
Así que en poco tiempo tuvo un resfrio que no sé como pero en un día se había ido, y a la semana estaba con dichoso virus, revoltosa, carita blanca, tos, fabrica de mocos...
Por suerte los primeros sintómas llegaron un viernes, así que el finde lo pasamos en cada entre rabietas y pañuelos para los mocos.
No estoy acostumbrada para nada a sus rabietas, me pasé el finde con ella peleandose y quejandose por todo, que el lunes irme a trabajar y dejarle a la escuela fue un alivio y muy grande.
Sé que estas cosas suenan muy fuertes pero eso también es parte de la maternidad. Las luces y sus sombras y yo cuando ella se enferma pues me canso y necesito tomar aire. Pasar de una rabieta al otra, verle mal y dormir mal o nada por la noche....pues hace con que yo también a poco a poco vaya enfermandome del cansancio con ella, la energia baja y siento en estos momentos que necesito aire...como por aqui no tenemos familias y es complicado tomar aire, quedarme un tiempo sola y volver a cargarme las pilas...pues el unico rincon que tengo en estos momentos para recargarme es el trabajo y en estos momentos poder dejar a mi hija a la guardería se hace muy importante, aunque de doy cuenta a veces que para recuperarse del todo más días en casa le vendrían bién. Pero tambié me doy cuenta, que necesito tomar mi aire, para a la vuelta  poder darle lo mejor de mi persona.

2 comentarios:

  1. Tranquila, no eres la única que siente ese "alivio" cuando tras varias rabietas la dejas con otra persona y escuchas el maravilloso sonido del silencio. A mi me ayudo mucho el cuento de rabietas , se lo ponía delante y le decía mira así estas ahora y se calmaba. Actualmente como las rabietas son de otro estilo me estoy estudiando el mindfullness así que ya te contare . Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien te entiendo perfectamente porque tambien se me pasa lo mismo por la cabeza algunas veces. Somos madres pero tambien humanas y necesitamos nuestro pequeño "espacio" En mi caso un dia libre en el trabajo mientras el esta en el cole, el ratito desde que se acuesta hasta que me acuesto yo etc... Un besote y animo con las rabietas...

    ResponderEliminar

Dejame tus comentarios, siempre y cuando no sean para ofender, faltar de respeto o aprovechar de este espacio para discriminar, ser intolerante o desagradable. Muchas gracias.