Páginas vistas en total

miércoles, 30 de marzo de 2016

Sobre ti


Ya tienes 3 añitos, cumpliste hace poquito y eres un sol.
Sigues muy risueña, y no te hace falta nada para echar una carcajada o iluminar mis días con tu sonrisa.
Lo primero que necesitas cuando te levantas es un abrazo, eres tan suave que pareces un peluche,  y luego de un fuerte abrazo donde las palabras son completamente innecesarias, pides tu chocolate.
Te encanta tomarte un batidito de leche, cacao y  banana, te sientas en tu mesilla que tenemos en la sala, te miras al espejo y te lo tomas con toda la calma del mundo.
Mientras tanto preparo mi cafecito, pan, mermelada y mantequilla y desayunamos juntas, cada una en su mesa,…a ti te encanta la tuya.
Luego es el corre corre de siempre, eso si no hay que ponerte mucha prisa, porque si un dia decides que quieres ponerte los zapatos sola, no hay como convencerte que el tiempo no es infinito y que tenemos que salir.
Cogemos transporte y nos vamos a tu cole, está cerquita de nuestra casa, pero la subida es muy cuesta arriba, así que por lo menos para ir cogemos el transporte.
Te encanta tu escuela, vas la mar de contenta y se nota que es tu pequeño mundo, de los amigos, de los juegos  y que todo está permeado de muchísimo amor. Tu profesora es super amorosa, y se nota muchísimo que quiere su trabajo y a todos vosotros.
Para ir a la escuela, o no te gusta peinarte, o te gusta poner una cola sola, o dos, todo va por temporada y eres bastante rutinera en algunas cosas. Al parecer te da seguridad ir repitiendo algunas cosas cada día, y debo admitir que a mi también me encanta nuestra rutina y me da muchísima tranquilidad.
Hablas cada día mejor, aprendes montones de palabras, quieres saberlo todo y pides explicaciones de cada cosa. Te encanta ponerte en frente del espejo y gritar “soy grandeeee”.
Te compré una tienda de campamento y la tenemos en la sala, la llenas de cosas pero casi nunca entras…solo cuando vienen tus amiguitos te encanta jugar en tu casita o saltar en la cama.
Tienes tus mejores amigos, siempre hablas de ellos, y cuando les vemos por algún lugar, así por casualidad, pues te pones a reír, jugar y empezáis con vuestros discursos que solo vosotros entendéis.
Te encanta bailar, de vez en cuando empiezas asì de repente a cantar una canción que conociste en la escuela, o hacer alguna cosa rara…últimamente te encanta hacer superman.
Me parto de risas contigo, me encanta verte toda concentrada jugando con tus peluches  y demás, hablándoles, cuidándoles, acariciándoles, …
Ahora desde el trabajo te llamo cada día y me encanta escucharte contándome que estas haciendo o comiendo…
Nos abrazamos mucho antes de dejarte a la escuela, nos besamos y saludamos con la manito.
Te quiero muchísimo, me das muchas serenidad, eres el sol de cada día y te pido perdón si en algún momento te decepcioné, hice enfadar o no entendí tus necesidades.
Tu mama no es perfecta y la maternidad esta siendo el aprendizaje mas especial de toda mi vida.
Gracias por acompañarme, gracias por hacerme sentir amada, gracias por existir, gracias por llenarme el corazón de amor
Gracias, gracias y gracias
*La foto la encontré en la red.

martes, 15 de marzo de 2016

Tiempo


Hace poco me pasó que una “amiga/conocida”  tenía que venir a retirar unas cosas, y pues resulta que debido a que su pareja se fue y se quedó sola con su peque, pues al parecer no tiene tiempo para nada. En estos momentos me doy cuenta de lo bien que lo hago yo que tengo tiempo hasta de ir a recoger cosas en casas de otras personas, si hiciese falta.

 

 

Pues si estando sola, aprendes a organizarte de la mejor manera, entras en pánico con menos facilidad y lo haces todo de la mejor manera (mejor dicho, lo intentas por lo menos, y por supuesto a todo nadie llega menos una mama sin apoyo).

 

Lo que me sorprende es que la amiga en cuestión, luego tiene tiempo para irse a conciertos, cenar fuera, etc etc. Cuando está el marido tiene tiempo para todo, se va él y entra en pánico. En fin, sinceramente a cada mensaje que me escribía, me hubiera gustado decirle “oye tía, que me estas contando? ¿Tu no tienes tiempo? ¿Tu vienes a mi a decirme que no tienes ni 5 minutos desde que se fue tu marido? ¿A mi? Pero te das cuenta que estás hablando a una persona que lleva su familia sola desde cuando su hija nació? Puedes parar de darme la lata por favor con esas tonterías que se va el marido y no tienes tiempo?”

 

En cima la chica esta resulta que vive en la misma ciudad de sus suegros, que tiene empleada todo el día, y demás.

 

En fin que al escucharle, al recibir cada día mensajes tipo  “hoy tampoco puedo…” “no está marido, no puedo” “ahí que no tengo tempo para nada” pues no escondo que me puse muy molesta  y a ver cuando la gente aprende a ver un poquito más allá de si misma.

 

 

Pues eso…..observen a quien están hablando antes de pronunciar palabra, observen y, si fuera el caso, mejor se callen, pues mucho major.