Páginas vistas en total

jueves, 16 de junio de 2016

Rabietas


Cuando en la escuela me explicó la profesora el tema de las rabietas y me indicó que pues era un proceso normal, pensaba “que me esta diciendo que mi hija no tiene ninguna rabieta”. Me decía de no dejarme llevar por sus gestos, lloros y demás, y dejar que se desahogara, para que entendiese los limites y no hiciera de las rabietas sus medios para alcanzar las cosas que ella quiere y para que un NO se transforme en si.

Pues pensaba que si lo habría puesto en practica pero claro a no darse la situación nunca la verdad me paré mucho a pensar en esto. Ahora a sus 3 años y piquitos, nos está pasando desde hace unos días, que cuando le digo no por algo se pone histérica.

Si le digo que por ejemplo es hora de comer y que los dibujos animados que a ella le encantan los verá después, empieza a llorar como nunca, lanzarse en el suelo, decir que le duele algo…hoy hasta fingía de tener vomito…grita y pensé que dejarle llorar era bueno para que se desahogara, pero no para y me vuelve loca con la cabeza como un bombo. Cuando estoy con paciencia y llevo el cansancio de un día estresante de trabajo de la mejor manera, consigo llegar al dialogo y que se calme, pero esta noche no podía mas y le grité, pues si le grité que parara de hacer escenas, y otras cosas un poco fuertes, pero es que realmente me estaba explotando la cabeza y era la tercera vez que tenia su rabieta por un NO a algo que ella exigía hacer. Luego le dije que mama estaba súper enfadada y muy cansada de este comportamiento.

Le puse sus dibujos animados, se comió toda la comida que un minuto antes había rechazado diciendo que le daba asco, y se le pasa así en un plis plas toda su rabieta, sus lagrimas. Como si nada hubiese pasado, como si no hubiese tenido sollozos, lagrimas y mocos sin interrupción y demás.

Me pregunta cuando ve que yo sigo con cara enfadada, si estoy feliz y me explica que no me preocupe que eso pasa rápido y que a poco a poco me sentiré nuevamente feliz….en su lógica eso debe ser así y me encanta sea así, pero en la mía acabo sin fuerzas y reventada.

Me encanta su sabiduría y su querer siempre saber cuando volveré a ser feliz, pero luego a los dos minutos para otra tontería, vuelve su rabieta, aunque se controla mas porque me ve cansada, reventada y seria.

Busco no ir nunca a la cama enfadada con ella, nos pedimos perdón, siempre tenemos nuestra rutina de besos y abrazos, y eso busco pase siempre a pesar de sentirme realmente después de tres o mas rabietas seguidas, reventada, agotada y sin ganas de nada.

No estoy para nada acostumbrada a eso porque nunca había pasado antes y busqué verificar que pudo haber pasado.

Pues últimamente muchas cosas pasaron en nuestra vida, algunas buenas y otras menos. Estamos en una etapa de muchos cambios (de casa y de ciudad) y creo que aunque todo pueda parecer para ella una aventura, en el fundo se trate de su manera para dejar sueltas las muchas emociones que seguramente estará viviendo y muchas de las cuales no consigue externar de otra manera. Estamos  en pleno proceso de transición, con la casa a patas arribas, con sus cosas que en parte se vendrán con nosotras y en parte se quedaran.

Debe ser eso….